Convive el poeta Charles Simic con bachilleres de la Preparatoria 7

El laureado escritor leyó y charló sobre su obra, la Segunda Guerra Mundial y cómo la vida diaria también puede ser poetizable

Charles Simic es sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial y ha hecho una carrera brillante en la poesía.

El poeta serbio-norteamericano Charles Simic (Belgrado, 1938) leyó su obra y contó sus vivencias en el escenario del Auditorio Manuel Buendía de la Preparatoria 7 de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Simic estuvo acompañado de los poetas Neri Tello y el crítico, investigador y poeta Pedro Valderrama. Neri Tello presentó al ganador del Pullitzer en 1990 y Poeta Laureado de su país, además de numerosos galardones que ha recibido a lo largo de su vida.

“Es un placer estar acá” —confesó Simic—. “Les diré por qué: comencé a escribir poesía en la preparatoria, en un suburbio de Chicago. Descubrí que dos de mis amigos escribían poesía, lo que me sorprendió muchísimo. Hablábamos de libros, nos gustaba la narrativa de ficción, pero no creí que pudieran escribir poesía, pero lo hacían y nos compartían sus trabajos”.

“Quise intentarlo y escribí un poema. No podía creer lo hermoso que era, como sucede siempre la primera vez que uno hace algo totalmente nuevo. Al siguiente día revisé el poema: era terrible, no podía enseñárselo a nadie. Pude haberme rendido, pero primero debía saber de qué se trataba esto de hacer poesía: así llevo 65 años.

Simic cuenta que fue a la biblioteca y consiguió libros de poesía norteamericana contemporánea. Encontraba un poeta que le gustara y buscaba más libros de este autor. Mientras tanto, intentaba escribir y cada vez sentía que lo hacía mejor. A este entusiasmo también lo acompañaba la decepción, se repetía: “este poema está bien, debería dejarlo así”.

El poeta leyó poemas de juventud con más de 50 años de haberse publicado, como “Piedra”, “Tenedor” (dijo que también tenía un poema acerca de un cuchillo, así como de una cuchara) o “Carnicería”, un poema de 1958 que sucede en Nueva York. También leyó el reciente “1938”, el año en que nació Simic y en el que, cuenta, intentó documentarse sobre lo que sucedía en ese momento, pero fue tanto, que, contrario a lo que muchas veces le sucede, tuvo que dejar material fuera para este texto.

Sobre la perseverancia para escribir poesía, Simic dijo que la aprendió jugando ajedrez en su natal Belgrado, donde empezó a los siete años y se volvió imbatible.

Los alumnos Christian Antolín y Roberto Rúa se encargaron de analizar la trayectoria poética Charles Simic, que es conocido como “uno de los poetas más viscerales y únicos de la actualidad”, según Poetry Foundation (www.poetryfoundation.org), quien se presentó en la Preparatoria 7 de la UdeG como parte de los casi 150 escritores que visitarán las preparatorias del Sistema de Educación Media Superior.

El viernes 30 de noviembre, la escritora regiomontana Sofía Segovia convivirá con los alumnos en el Auditorio Manuel Buendía de la escuela.